_bienvenidos

Taller Musso - Instituto Escuela Nacional de Bellas Artes, UdelaR
Estéticas Contemporáneas coordinado por May Puchet

Grupo de estudio que tiene como objetivo desarrollar un pensamiento crítico y reflexivo que permita construir un discurso propio. Espacio para el estudio y reflexión sobre teoría y arte contemporáneo en base a lectura de textos y debates de interés del grupo. Espacio-taller para las prácticas artísticas contemporáneas y la producción de proyectos de investigación.



¿Estamos en la era de la post-aura?


Para tener en cuenta y resaltar algunos conceptos del texto "La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica":

Walter Benjamin se refiere a las siguientes categorías en relación al arte tradicional: singularidad, autenticidad y perdurabilidad, las cuales han sido desacreditadas con las nuevas formas de arte (para él serían la fotografía y el cine, de acuerdo a la época en que escribe su ensayo). Autenticidad de una obra es aquello que no se puede copiar: el momento preciso en que fue producida, el "aquí y ahora", lo que podemos copiar es su imagen. La singularidad, la obra única, ha sido el factor determinante de la consideración de las "bellas artes" desde el siglo XV. Y que ésta obra sea perdurable refuerza los contenidos de la tradición y la historia del arte. Estos elementos componen el aura de una obra. Por lo tanto el aura de una obra no se puede reproducir. El aura es lo que le da prestigio al original. Lo que nos envuelve en un "halo" de la experiencia estética.

El valor cultural o cultual, es el que ha perdurado en la obra tradicional, como objeto de culto, en su función de origen religioso o ritual. Aún en la secularización de la obra el lugar sacralizado está dado por lo singular, lo original y lo único, donde aparece la huella del "genio".

En la reproductibilidad técnica el valor cultual es sustituido por el valor expositivo o exhibitivo. Lo múltiple, la copia, la repetición, es valorado en su proceso reproductivo por tener la característica esencial de ser exhibido, por lo que según el autor produce la democratización de la obra. Por lo que Benjamin concluye que en la época de la reproducción técnica de la obra de arte, se atrofia o se destruye el aura.

El principio de reproducción es relativo al propio proceso de construcción de las obras, es decir que no se está hablando exclusivamente de la copia sino de la reproducción como estatuto de la obra.

Para acompañar estos conceptos invitamos a aportar desde lo leído, la percepción que tuvieron sobre estos y otros temas, y convocamos a una reflexión sobre la actualidad con el apoyo del artículo "La sonrisa de la Gioconda o el aura de la reproductibilidad". Pueden abrir los comentarios.

6 comentarios:

mmt dijo...

Leyendo el post, me vinieron un par de cosas a la cabeza, que cabe desarrollar más obviamente (al menos a nivel personal), pero que igual las "apunto" aca por si interesan...
" Autenticidad de una obra es aquello que no se puede copiar: el momento preciso en que fue producida, el "aquí y ahora", lo que podemos copiar es su imagen", eso me sonó algo análogo a Platón, con aquello del valor de la idea (podría analogarse al "aura" digamos), y sus representaciones (lo que podemos copiar es su imagen).
Así como La singularidad, la obra única, ha sido el factor determinante de la consideración de las "bellas artes" desde el siglo XV, también la tendencia platónica ha jugado un papel importante en ese campo,en la Estética y las diferentes teorías y conceptos de "Arte".
Extrapolando, la propuesta de Benjamin sobre la "desaparición del aura" hacia los parámetros platónicos,y la Estética, que ya conversamos no se adecúan al campo de las artes hoy, lo que el autor propone tiene no solo una gran importancia en su contexto histórico-cultural, sino una vigencia notable.
Esto sería tomando simplemente el manejo que Benjamin hace del "aura", su importancia hasta ese momento en las artes, y los cambios que se estaban sucediendo a este respecto y lo que se de Platón y de la Estética.
No es que sean homólogos sino análogos, al menos en ese aspecto reducido.
Salvando las difrencias, o sea Benjamin no se interesa (al menos en este texto) por definir que es arte y que no lo es en términos de "fórmula mágica" aplicable a todo, pero si creo que es un posible abordaje, desde otro ángulo, a la problemática del Arte y los elementos que giran en torno a él (objeto, autor y experiencia estética). Así como de los conceptos que de los antedichos se han tratado de desarrollar desde que la Estética perdió su jerarquía incuestionable para analizar , catalogar e interpretar el mundo de las artes.
Estética (como disciplina) y Aura, no se vieron "afectadas por la realidad" de forma tan dispar en el tiempo. Es decir, aquello que hacía que la obra de arte se preciara de tal y con todo el valor agregado (que podría ser a lo que Bejamin se refiere como "aura"), y lo que podría ser el "instrumento" de medida, la Estética, podrían encontrarse y reconocerse entre sí, en la crisis frente a las nuevas propuestas y posibilidades emergentes en ese momento (y aún hoy) en el campo del Arte.
Casi como si ambas,"aura" y "Estética" ( y todos los demás conceptos que éstas implican) fueran parte de un paradigma harto sostenido en el tiempo, y que cede más que ante otro totalmente nuevo, ante una transformación, aun en desarrollo; capaz de albergar las nuevas dimensiones que ha adquirido con el campo el "Arte" y los elementos que con el se relacionan.

corto por aca, porque me cuelgo y los demás se aburren...jaja
Cecilia

mmt dijo...

en donde dice "...que ha adquirido con el campo el "Arte" ..." (última línea) en vez de campo quise poner tiempo.

Taller Musso dijo...

Muy bueno tu aporte. Creo que el platonismo le ha dado al arte y a su teoría tanto de qué agarrarse que instauró muchas categorías que hoy repercuten fuertemente. Tal vez con esta reflexión de Benjamin podemos generar un camino hacia lo que ya no puede ser platónico, aunque también nos deja cierto rastro de categorías... pero es un paso.

saludos
May

Claudia dijo...

Contestando a la pregunta si" estamos en la era de la post-aura?"
Se podría decir que sí,porque con la reproducción técnica,nuestra experiencia con la obra de arte es diferente.La obra es un objeto manipulable con el cual el espectador puede tener una relación más cotidiana ya no queda limitado a la pura contemplación(valor cultual).
Ya se cambia "aquella lejanía imaginaria" y acerca la obra a la multitud.Hay una ruptura con los conceptos en relación con el arte tradicional.
El arte digital por ejemplo, es un arte postaurático, se deja atrás el modelo de producción cutual que inició la modernidad y el modelo se estructura a partir de esas nuevas tecnologías y nuevos soportes que son concebidos como modos de expresión artística.
Y también están modificando la manera de producir,reproducir,difundir y consumir la obra.

Leonel Yussim dijo...

De Leonel Yussim y el aura del objeto artistico .
Pienso que el aura del objeto artistico no se pierde . Es inherente al mismo y se perpetua con el tiempo.
Todo tiene un momento ,un espacio y un lugar. El aura sigue el objeto lo revalora aun cambiando su posicion en el espacio , aun variando el periodo de tiempo y lugar . Vivimos en un mundo bipolar , de extremos. Giramos alrededor de el amor / odio , de la guerra y la paz. Frio calor .
Sin embargo en la luz y la sensibilidad de un espiritu perceptivo el aura del objeto artistico podra tener variaciones pero en defintiva se mantiene pues en el esta toda la energia de su creador.

J.Rocha dijo...

El aura es subjetivo, común, vano.
Que nos entretiene como especie. Es un aroma oloroso, como cuando los perros buscan una aroma en su paseo diario que sólo ellos entienden.